Sunday, 30 January 2011

Poda de rosas: pregunta recibida de EEUU (2)



Queen Mary's Rose Garden, Regent's Park

¿Cuándo y cómo se podan las rosas?

Hay más de 100 especies de rosas silvestres y de ellas descienden las 13.000 cultivares actualmente en el mercado.

La dificultad de la poda de rosales no radica tanto en la técnica, que obedece a ciertos principios básicos, sino en la severidad de esta dependiendo del tipo de rosa.

El objetivo de la poda es renovar el rosal, eliminando la madera vieja y agotada sustituyéndola por tallos nuevos y vigorosos. La poda debe ejecutarse durante el periodo de inactividad del rosal en invierno, pero en zonas frías es mejor esperar hasta que pase el peligro de heladas.

Siempre hay que ejecutar cortes en ángulo, limpios y por encima (1cm) de una yema que apunte hacia afuera. También es necesario eliminar la madera seca, dañada o enferma, cortando tanto como sea necesario para revelar medula blanca en el tallo. Por último hay que cortar las ramas que se entrecruzan ya que podrían afectar la penetración de aire y luz hacia el centro de la planta.

En el caso de los Híbridos de Té la forma ideal es la de una mano -palma hacia arriba con los dedos levantados en circulo- con el centro abierto y un máximo de 5-6 ramas sanas apuntando hacia afuera.

He seleccionado dos videos (en Inglés) en los cuales dos jardineros explican la poda de Híbridos de Té y del rosal arbustivo. Ambos enfatizan una poda ligera de renovación no drástica: ¡lo que cortas demás, no lo puedes pegar de vuelta!

Híbridos de Té  http://tinyurl.com/2bwtppf
Shrub roses http://tinyurl.com/66zzx5r


Recomiendo también Infojardín – una fuente excepcional de información sobre jardinería (en Castellano): Rosas y Rosales http://tinyurl.com/yhqhq8c





Sunday, 23 January 2011

Poda severa: pregunta recibida de EEUU



¿Si podo todas las ramas de mis árboles, los mataría?


Cualquier poda es una intervención radical, a un organismo vivo, que puede resultar en un debilitamiento parcial o total del árbol. Una reducción de un 20% o más de la masa verde implica una pérdida en capacidad de fotosíntesis, que podría ser fatal.


Por regla general existen tres tipos de poda: poda de formación, poda de mantenimiento y podas excepcionales. Hay que entenderlas como un continuo, ya que si se practican las dos primeras, la tercera resulta innecesaria.


La poda de formación se hace en los primero años del árbol, para establecer una estructura de ramas proporcionada y levantar la copa. Si esta poda se descuida, el árbol seguirá su curso natural y podría desarrollar un volumen excesivo y enmarañado.


Una vez que el árbol está bien formado, es necesario efectuar regularmente una poda de mantenimiento. Esta consiste en un repaso ligero para eliminar las ramas secas, apestadas o dañadas (3 ‘Ds’: dead, diseased, damaged), así como aquellas que se entrecruzan o presentan riesgo de ruptura.


La poda excepcional consiste en reducir el volumen de copa con motosierra. Por brutal y destemplada que parezca, esta ‘técnica’ todavía se usa por ejemplo, para controlar el Plátano (Platanus x hispanica) y la renovación del sauce.


Esta poda drástica, con sus variantes de ‘terciado’ (cortar todas las ramas dejando un tercio en longitud) y ‘desmochado’ (cortar las ramas a ras del tronco) es innecesaria en la mayoría de los casos, si se ejecutan una poda de formación y podas de mantenimiento regulares.


Sobre poda de formación (Inglés) http://tinyurl.com/6khmdhh


Sobre poda de excepción (Castellano) http://tinyurl.com/6l77evq