Monday, 27 August 2018

El jardín de Piet Oudolf en Somerset

Click to enlarge
Esta semana visite la galería Hauser & Wirth en Bruton, Somerset.

Mi intención era conocer el último jardín realizado por Piet Oudolf en el Reino Unido. El jardín fue creado en 2014 y había hecho planes de conocerlo desde entonces.

Más vale tarde, que nunca.

El acceso al jardín es por la galería, al entrar me han sorprendido dos cosas: la calidad de la restauración de los edificios de la vieja granja – establos, comederos de animales y salas de máquinas.

Lo segundo fue Alexander Calder. Debo confesar que no era familiar con este pintor y escultor norteamericano. Sin embargo me fascino la creatividad de sus trabajos. 

La muestra contiene objetos de uso diario (una campanilla, ajedrez, un tostador, ceniceros) hechos por Calder para su casa en Roxbury, Connecticut. También una cantidad de pinturas y móviles – algunos ligeros y etéreos, otros que presentan una masa mayor por la forma y espacio que definen.

La exhibición me causo una impresión inolvidable. Si no sabía nada de Calder al entrar, al salir no solo conocía algo de su obra, sino que a través de sus trabajos llegue a apreciar a la persona, al gran artista creativo y su legado - que es de todos.

Los verdaderos artistas no hablan de sí – no es necesario, dejan que sus obras hablen por ellos.











Incluyo aquí un breve video sobre la exposición de Calder, para aquellos interesados en el tema.


Luego está el jardín de Piet Oudolf.

Al salir al aire libre se tiene una vista de conjunto, el jardín se abre como un tapiz de colores, coronado por aquel misterioso OVNI que es el Pabellón de Smiljan Radic, el conocido arquitecto chileno.

El jardín se divide en 17 espacios plantados profusamente con plantas perennes. En esta época están cambiando hacia el otoño, con tonos más suaves y plantas, como Allium lusitanicum y Helenium 'Moerheim Beauty', que pasada su floración mantienen una forma interesante.

El jardín de Piet Oudolf en Somerset es un triunfo de la jardinería - prueba fehaciente que la profesión pertenece al ámbito de las artes y que, junto a la escultura, pintura o arquitectura, es capaz de crear una experiencia universal, vital y enriquecedora. Más no se puede pedir.

Les dejo imágenes del jardín de Piet Oudolf en Hauser and Wirth Somerset.