Sunday, 10 October 2021

El primer verano (y dos ayudantes desobedientes)

Click to enlarge

Quiero contarles de mi jardín, ahora que llega el otoño.

La primera temporada ha sido bastante trabajo – el jardín como tal no existía o, mejor dicho, se encontraba abandonado. Luego de varios ensayos, creo haber encontrado la fórmula para sacar mejor partido de sus distintas áreas.

El jardín presenta dos aspectos muy diferente: detrás de la casa hay mucha luz, pero indirecta; el frente recibe el sol de pleno. Esto me permite distribuir las plantas de manera adecuada, por ejemplo, he posicionado las rosas inglesas para recibir luz suave y protegidas del viento.

Al frente del jardín se puede ser más aventurero y cultivar plantas con colores más vibrantes. Un acierto fue plantar gladiolos - una planta no tan común en los jardines ingleses, por considerarla de colores llamativos y ‘pasada de moda’.

El resultado ha sido crear un espacio lleno de luz y color en la entrada a la casa, o lo que mis vecinos llaman ‘un jardín mediterráneo’. Yo tan feliz.

Trabajar en el jardín se hace más divertido con la compañía de mis dos ayudantes - dos gatas de los vecinos, Tabby y Missy, que me visitan todos los días. Me gusta pensar que vienen a ayudar, pero la verdad es que los gatos, siendo gatos, ‘van a su bola’.

Pero de que son entretenidos, lo son.

Les dejo imágenes del primer verano en el nuevo jardín y mis dos ayudantes desobedientes.








Tabby en su pose favorita














Missy haciendo de las suyas






Tabby en el camino de la carretilla