Soldadito, Tropaeolum tricolor

Saturday, 16 July 2011

¿Kew en la encrucijada?

El domingo pasado fui al concierto de Omara Portuondo y Bella Vista Social Club, en los jardines de Kew. Fue un evento espectacular con música contagiosa y alegre.

Buena Vista Social Club, gentileza Kew The Music 2011
Para aquellos que no lo conocen, Kew Gardens es el principal jardín botánico en Gran Bretaña y uno de los más importantes del mundo. Miles de personas visitan Kew, en la rivera del Rio Támesis en Richmond, para admirar sus colecciones de plantas y jardines impecablemente atendidos.

Palm House, Kew Gardens
Más allá del afecto por este jardín admirable y el disfrute de una tarde musical inolvidable, uno no deja de notar ciertas notas discordantes. La pregunta es inquietante, ¿que son los jardines del Kew? ¿Cuál es su propósito esencial? Para ponerlo en términos de ‘managementspeak’: ¿Cual es su misión?

¿Es Kew una serie de jardines?  ¿Un ámbito de esparcimiento y diversión público? ¿Una institución de investigación y excelencia en horticultura? ¿Un establecimiento educacional y de formación profesional? ¿Un centro de investigación?

Kew, en este momento, intenta ser todas estas cosas al mismo tiempo. Pero hay un dicho muy sabio: ‘el que mucho abarca, poco aprieta’. La tensión entre estas diferentes funciones es cada día más aparente y así, Kew parece afectado por una crisis de identidad.

Para mí la respuesta es simple: Kew no es solo un jardín, es un centro de excelencia con fines científicos y de conservación. Pero hay algo más: lo verdaderamente complejo para el futuro de Kew es comprender, asumir y enfatizar, el rol global que le corresponde.

Un par de ejemplos para ilustrar: este año Kew prepara la publicación de una enciclopedia de la flora africana. Este proyecto comenzó en 1938 y solo ahora, los investigadores han logrado identificar todas las especies africanas. Hay pocas instituciones en el mundo capaces de mantener una investigación por 73 años!

En cuanto a Chile está el ejemplo del trabajo de conservación de Sophora toromiro, árbol nativo de Isla de Pascua.  Este árbol se encuentra extinguido en su hábitat natural como resultado de un proceso de deforestación catastrófico. Kew está cooperando para reintroducir el Toromiro en su hábitat natural, a partir de ejemplares que se encontraban en sus colecciones.


Pienso que la respuesta es clara, parte de la identidad de Kew es la de un centro de conservación científico de carácter global. Es de esperar que en el debate que vendrá, las autoridades y comunidad científica de Kew no pierdan de vista la necesidad vital, de proyectarse a nivel mundial. El tiempo lo dirá, pero creo que es una oportunidad que Kew, simplemente no puede perder.

No comments:

Post a Comment