Sunday, 23 April 2017

Plantas nativas de Chile: Calafate, Michay

Click to enlarge
Nada es simple con las plantas chilenas.

Encontré un calafate en Kew Gardens. Un magnifico ejemplar cubierto de flores de un amarillo-naranja tan intenso, que es imposible no verlo.

Se trata de Berberis darwinii.

Cuando quise aprender sobre la planta, las cosas se complican un poco. Resulta que en Chile hay por lo menos 18 especies del género Berberis - ocho son conocidas como Michay o Calafate. Entre las más comunes: Berberis darwinii y Berberis buxifolia, ambas nativas de Patagonia.

Tanpoco ayuda el hecho que Berberis buxifolia tiene un número de sinónimos: B. buxifolia Lam, B. inermis Pers., B. heterophylla Juss. ex Poir., B. cunéala DC., B. margínala Gay, B. antucoana G. K. Schneid., B. parodii Job, B. michay Job, B. barílochensis Job.

Uno se llega a preguntar ¿pero cuantas especies de calafate existen? A ver si  la ‘comunidad científica’ se pone de acuerdo.

En Patagonia - que son más sabios - les llaman calafate a todos!

Berberis darwinii es un arbusto siempreverde de hasta 2.5-3m de altura. Las hojas son ovales y pequeñas con un margen espinoso. Las flores son amarillo-naranja, producidas en racimos densos.

La fruta es una pequeña baya púrpura-negra, que madura en verano. Se le considera un excelente antioxidante natural y abunda en minerales y vitamina C.




Berberis darwinii










Berberis buxifolia es un arbusto de hoja perenne que crece a 2,5 m por 3 m. Las flores son hermafroditas (tienen ambos órganos masculinos y femeninos) y son polinizadas por insectos. La planta es auto-fértil.

Berberis buxifolia









Cuenta la leyenda que una anciana machi, de nombre Koonek, se hallaba tan débil, que no podía caminar con su gente hacia el refugio inviernal. Luego de proveerla con un toldo de piel de guanaco, abundante leña y provisiones, la tribu aonikenk (tehuelche) continuaron su larga marcha - con el corazón apretado y sin mirar atrás.

Pasaron muchos soles y muchas lunas, hasta la llegada de la primavera.

Luego del retorno de la vida, sobre el toldo se posaron unos pájaros cantando alegremente. Los interrumpió la voz airada de la machi – 'porqué me han dejado sola durante todo el invierno?'

Un pajarito se atrevió a decir: ‘nos fuimos porque no tenemos que comer ni donde abrigarnos’. Koonek les respondio, ‘a partir de hoy tendrán alimento en otoño y abrigo en invierno, así nunca me quedaré sola.’

Luego de una ráfaga de viento, en el lugar de la machi apareció un arbusto espinoso de perfumadas flores amarillas.

Así nació el calafate.

Desde aquel día las aves no quisieron emigrar más e incluso volvieron muchos pájaros perdidos. Por eso se dice "el que come Calafate, siempre vuelve a Patagonia."

1 comment:

  1. tengo un Berberis de estos en casa, su emplazamiento próximo a un alamo blanco de mi vecino no le ayuda mucho, aún asi con la poca masa vegetal que tienen es une espectaculo verlo florido.
    Saludos

    ReplyDelete